Obras y Reformas

Pladur o ladrillo: qué opción es mejor

pladur o ladrillo qué opción es mejor

ladrillos o pladur Tanto si hay que hacer una reforma o edificación nueva, una de las principales dudas es si nos conviene utilizar pladur o ladrillo.

Cada material tiene sus ventajas y desventajas, por este motivo, la elección dependerá de una serie de factores.

Para empezar, cabe destacar que el pladur o cartón-yeso, no es conveniente para todas las obras, a pesar de que presenta un gran número de beneficios.

Por otro lado, el ladrillo es una alternativa más tradicional y se lleva usando desde hace muchos siglos.

Es mucho más resistente que la otra opción, que se caracteriza por ser un cartón yeso, que se usa en los tabiques para revestimientos interiores.

No obstante, en función de la construcción y las necesidades de la obra, hay que determinar cuál es la mejor elección.

Ventajas de las paredes de pladur

La posibilidad de colocar pladur como revestimiento para los tabiques o en el interior de una vivienda es una buena idea.

Este material garantiza resistencia y flexibilidad por los elementos que incluye.

La denominada obra seca sirve para dividir estancias o espacios fácilmente, además, su uso está muy extendido por el número de beneficios que ofrece el yeso laminado.

  • Ligereza. Este material se caracteriza por ser ligero y fácil de instalar. Además, como no genera escombros, solo los cortes en las terminaciones, es una buena alternativa.
  • Resistencia al fuego. Es un producto no inflamable, por lo que ofrece mayor tranquilidad. Está hecho con sulfato de calcio hidratado y compuestos químicos ignífugos.
  • Aislante acústico. Por otro lado, dependiendo del grosor y la placa que se utilice, podemos decir que es una buena apuesta para evitar los ruidos. Además, es una magnífica idea colocar un material absorbente en el interior de la cámara de aire.
  • Resistencia a la humedad. Hay varios tipos de pladur, en función de si se emplea en un baño, cocina u otras estancias, por lo que podemos elegir modelo que haga frente a la humedad. Normalmente, hay materiales que usan el papel tratado para evitar la aparición de hongos.
  • Amplia selección de placas. Otra de las ventajas principales es que existe una amplia variedad de placas y paneles, con diferentes grosores y características, en función de las necesidades de cada usuario.

Ventajas de las paredes de ladrillo

Estas son algunas de las características más importantes si tenemos que elegir entre las paredes de pladur o ladrillo.

Sin embargo, vamos a conocer qué beneficios nos ofrece el ladrillo y por qué razón o en qué circunstancias debemos emplearlo.

  • Resistencia. Posiblemente, una de sus principales características es su gran resistencia en las construcciones. Por este motivo, es uno de los materiales por excelencia, ya que hace frente a las inclemencias climatológicas.
  • Durabilidad. Asimismo, la vida útil de este material, a diferencia de otros, es mayor. Para que nos hagamos una idea, el ladrillo de estuco puede durar unos 100 años, aproximadamente.
  • Cultura arquitectónica. Concretamente, nuestro país es uno de los que ha apostado por este material por su estilo arquitectónico. Por lo tanto, es una tradición de hace siglos que forma parte de nuestra cultura.
  • Fácil transporte. Como el ladrillo es de pequeñas dimensiones, su transporte es fácil y cómodo. Asimismo, como incluye un embalaje compacto, se puede almacenar fácilmente en un almacén.
  • Precio. A diferencia del pladur, el ladrillo es mucho más económico. Sin embargo, la principal diferencia estriba en la mano de obra, porque montar un tabique de pladur es más rápido y se reducen los costes.

¿Son mejores las paredes de pladur o de ladrillo?

Una vez que ya conocemos cuáles son las ventajas de los tabiques de pladur o ladrillo, es momento de saber cuándo conviene usar cada material.

A continuación, exponemos algunas de las valoraciones que hay que tener en cuenta.

  • En primer lugar, hay que indicar que cualquier pared de ladrillo o pladur debe permitir el paso de las instalaciones para las tuberías, electricidad, etc.  En el caso del pladur es mucho más sencillo, porque la estructura ya viene preparada para ello.
  • En cuanto al aislamiento se refiere, el pladur es muy beneficioso, porque permite el relleno acústico y térmico. En el ladrillo no es tan fácil controlar los ruidos y las fugas de calor.
  • Si hay que soportar pesos, el pladur no es la mejor opción, porque su resistencia es menor. Si bien es cierto, que se pueden colocar estantes, cuadros u objetos ligeros.
  • Finalmente, el precio es otro factor importante, porque el ladrillo es mucho más barato. Sin embargo, si la obra es de gran envergadura y se tarda más tiempo, hay que contemplar el coste de la mano de obra.

En resumen, hacer una obra con pladur o ladrillo depende de una serie de factores que hay que analizar previamente.

En caso de duda, lo mejor es contactar con expertos en la materia como nuestra empresa, Bigmat Matías Árbol, situada en Sevilla, para un asesoramiento profesional y brindar la mejor solución.